Reseñas en los medios :
  Tel: +34 911 980 155

Retraso y cancelación de vuelos debido al mal tiempo

Por regla general, si debido a una tormenta, niebla densa o una nube de cenizas no es posible realizar un vuelo (a tiempo), los pasajeros no tienen derecho a obtener indemnización. El mal tiempo es una de las circunstancias excepcionales de acuerdo con el artículo 5, apartado III, del Reglamento (CE) No. 261/2004. Dichas circunstancias no pueden ser controladas ni evitadas por la línea aérea, aunque "hubiera tomado todas las medidas razonables para evitar el retraso o la cancelación", según lo dispone el reglamento.

vuelo retrasado a causa de mal tiempo

Compruebe con nuestra calculadora de indemnización si le corresponde alguna compensación y encargue a Flightright la defensa de sus intereses; cómodamente y en línea.

COMPRUEBA EN 2 MINUTOS

Jurisprudencia relevante sobre las condiciones meteorológicas adversas

El reglamento europeo utiliza el término "circunstancias excepcionales", pero no las define con claridad, lo cual deja un amplio margen para las interpretaciones. Hoy en día, diferentes demandas han ido precisando el término "circunstancias excepcionales" y lo que respecta a las condiciones meteorológicas adversas. Además, se han dictado sentencias pioneras que hemos querido recopilar para ti.

Sin indemnización

Por regla general, los pasajeros no tienen derecho a recibir indemnización alguna debido a condiciones meteorológicas adversas, si se produce alguno de los siguientes fenómenos atmosféricos:

  • Nube de cenizas: Cuando ocurre una catástrofe natural se habla de fuerza mayor. El tránsito aéreo se ve afectado y es necesario prohibir los vuelos. La nube de cenizas dificulta la visibilidad del piloto y las partículas de ceniza pueden afectar los sensores de los instrumentos de medición de altura y velocidad.
  • Condiciones meteorológicas adversas: Con frecuencia, cuando se presentan condiciones meteorológicas muy adversas los aviones deben permanecer en tierra o despegar más tarde. Las condiciones climatológicas extremas, como nieve, tormenta, lluvia helada o niebla, eximen a las líneas aéreas del pago de la indemnización.
  • Frente tormentoso: El Tribunal Regional de Darmstadt dictaminó que tampoco hay indemnización, si el vuelo previo se ve obligado a aterrizar de emergencia debido a un frente tormentoso y el vuelo siguiente se retrasa o es cancelado como consecuencia de ello. (LG Darmstadt, sentencia del 06/11/2013 – 7 S 208/12).
Casos especiales en los que sí hay indemnización

Las condiciones climatológicas extremas casi siempre eximen a la línea aérea del pago de la indemnización. Sin embargo, existen algunos casos especiales en los que los pasajeros han recibido compensación. Las siguientes sentencias fueron dictadas en favor de los pasajeros.

  • Anticongelante: Si se produce una tormenta de nieve intensa o lluvia helada, la línea aérea debe tener suficiente anticongelante preparado. Si el vuelo se retrasa considerablemente porque no hay anticongelante disponible o su aplicación retrasa demasiado la salida, no podemos hablar de una circunstancia excepcional. En estos casos los pasajeros recibirán una indemnización. El Juzgado de Primera Instancia de Fráncfort ratificó la jurisprudencia existente (sentencia del 22/05/2015, exp. 29 C 286/15 [85]).
  • Viento en contra: Los pasajeros también pueden reclamar la indemnización en caso de fuerte viento en contra, según el Juzgado de Primera Instancia de Hannover (AG Hannover, sentencia del 06/12/2012 - 522 C 7701/12).
  • Tormenta eléctrica: Si debido a un rayo que afecte al vuelo anterior, el próximo vuelo sufre un retraso o es cancelado, los pasajeros tienen derecho a una indemnización. (AG Erding: sentencia del 23/07/2012 - 3 C 719/12).

Esta lista es solo un ejemplo de las sentencias relacionadas con el mal tiempo.

Indemnización de acuerdo con el reglamento europeo

En principio, los pasajeros de avión no tienen derecho a recibir indemnización por retrasos considerables o cancelaciones como consecuencia del mal tiempo, pues es considerado como una circunstancia excepcional en el Reglamento europeo sobre los derechos de los pasajeros de avión. Sin embargo, los pasajeros aún pueden recibir indemnización en casos especiales como los mencionados arriba. Lo importante aquí es que tu vuelo despegue de un aeropuerto dentro de la UE o aterrice en un aeropuerto de la UE (domicilio de la línea aérea dentro de la UE). Además, de tener un billete de avión válido. No importa si son billetes gratuitos, con descuentos, promocionales o adquiridos en programas de fidelización de clientes.

¿Cuál es el importe de la indemnización para un retraso de más de 3 horas, una cancelación de vuelo o la denegación de embarque? El Reglamento europeo sobre los derechos de los pasajeros de avión establece con exactitud los importes de la indemnización de manera escalonada. Dichos importes dependen de la distancia total del trayecto: Para una distancia recorrida menor de 1.500 kilómetros el pasajero recibe 250 euros de indemnización. En caso de una distancia de vuelo de entre 1.500 y 3.500 kilómetros, deben pagarse 400 euros. Para distancias superiores a los 3.500 kilómetros, 600 euros.

¿Puedo obtener una indemnización?

Esto lo podemos comprobar de manera muy sencilla y rápida. Para ello, introduce los datos de tu vuelo en nuestra calculadora. Comprobaremos si el Reglamento europeo sobre los derechos de los pasajeros de avión puede aplicarse en tu caso particular, verificaremos si hay circunstancias excepcionales y te daremos de inmediato una primera valoración. Si te corresponde alguna compensación, puedes encargarnos que la reclamemos por ti con un simple clic. Evita así largas y estresantes discusiones e intercambio de emails con la compañía aérea. Aprovecha nuestra experiencia, ya hemos logrado reclamar con éxito muchas indemnizaciones por vuelos con retraso, denegaciones de embarque o cancelaciones. Hemos conseguido indemnizar a nuestros clientes con más de 100.000.000 de euros.

Cuando hay mal tiempo o cuando brilla el sol: siempre debe haber asistencia

La línea aérea debe ofrecerte siempre asistencia, independientemente de si tu vuelo se ha retrasado o ha sido cancelado debido a una circunstancia excepcional o por otros motivos. Si no puedes subir a tu vuelo como estaba previsto tienes derecho a recibir asistencia gratuita, por ejemplo, comida y bebidas.

Cuanto mayor sea el retraso del vuelo, mayor será la prestación de asistencia que te corresponde.

Distancia del vuelo Retraso La asistencia que te corresponde
Trayecto de corta distancia hasta 1.500 km Más de 2 horas Comida, bebidas, 2 llamadas/correos electrónicos/faxes
Trayecto de media distancia 1.500 km - 3.500 km Más de 3 horas Comida, bebidas, 2 llamadas/correos electrónicos/faxes
Trayecto de larga distancia de más de 3.500 km Más de 4 horas Comida, bebidas, 2 llamadas/correos electrónicos/faxes
Todas las distancias Más de 5 horas* Derecho a cancelar el viaje y reembolso del precio del billete o transporte alternativo
Todas las distancias Vuelo al día siguiente** Hospedaje en hotel incluido el viaje de ida y regreso
*Más de 5 horas

A veces no merece la pena subirse a un vuelo que despegará con más de 5 horas de retraso. Por ejemplo, si no llegas a tiempo a una reunión familiar o a una cita de trabajo, o porque las mini vacaciones que habías planeado para el fin de semana se reducen a unas cuantas horas. En virtud del reglamento europeo, tienes estas opciones: En vuelos con varios trayectos puedes pedir que te lleven de vuelta al punto de partida del viaje o cancelar el vuelo y la línea aérea reembolsará el precio del billete. Además, también puedes exigir a la aerolínea el transporte lo más rápido posible a tu destino (en avión o tren).

**Vuelo al día siguiente

Muchas compañías aéreas cuentan con hoteles fijos para hospedar a sus pasajeros si el vuelo tiene que ser aplazado hasta el día siguiente. Por este motivo, las compañías organizan por su cuenta el hospedaje en el hotel y el transporte entre el hotel y el aeropuerto. Antes de reservar una habitación por tu cuenta comprueba con la línea aérea si ya te han organizado el alojamiento. Con esto evitas tener que correr con los costes de alojamiento. Si la aerolínea te permite hacer la reserva, pide que te confirmen por escrito el consentimiento.

vuelo cancelado a causa de mal tiempo

La excusa del "mal tiempo"

Muchos pasajeros están de acuerdo en lo que concierne al tema de la seguridad. Si las aerolíneas no pueden garantizar un vuelo seguro debido a una fuerte tormenta de nieve o vientos huracanados, es preferible permanecer en tierra hasta que las condiciones hayan mejorado. El retraso es aceptable en este caso, incluso si se pierde un vuelo de conexión o alguna cita. La seguridad es lo primero. Así, el reglamento europeo establece que a los pasajeros no les corresponde ninguna indemnización en caso de circunstancias excepcionales, como el mal tiempo.

Lamentablemente muchas compañías aéreas utilizan fraudulentamente la excusa del mal tiempo para justificar retrasos o cancelaciones de los vuelos. Un signo evidente de esto podría ser que los aviones de otras compañías despegan y solo el tuyo permanece en tierra. Esto significa que no se ha decretado el cierre del espacio aéreo y tu vuelo podía haber despegado. Flightright dispone de bases de datos aeronáuticos mediante las cuales es posible determinar con exactitud qué vuelos despegaron a qué hora desde qué aeropuerto, y cuáles no lo hicieron. Esto facilita enormemente la reclamación de posibles indemnizaciones.

Otra de las excusas utilizadas con frecuencia es la de la falta de anticongelante. En los últimos años, si un vuelo era cancelado porque las temperaturas habían caído bajo cero y no había anticongelante, las aerolíneas con frecuencia declaraban esta situación como una circunstancia excepcional. Por suerte se han dictado sentencias al respecto que establecen que la falta de anticongelante es responsabilidad única de la línea aérea. La compañía aérea debe contar por tanto con suficientes reservas de anticongelante y utilizarlo a tiempo para garantizar que las operaciones aéreas se desarrollen conforme a lo previsto. En muchas ocasiones los retrasos causados por las condiciones meteorológicas ocasionan que se excedan los tiempos de servicio de la tripulación, por lo cual se cancelan algunos vuelos. Esto tampoco es una circunstancia excepcional y, en consecuencia, se debe pagar la indemnización.

¿Qué hacer si hay mal tiempo?

Infórmate bien antes de despegar. ¿Se ha anunciado una tormenta que podría afectar el vuelo? A menudo sucede que debido a tormentas de nieve o nubes de ceniza los aviones tienen que permanecer en tierra durante días o incluso semanas, como sucedió en el caso extremo del volcán Eyjafjallajökull en 2010. Con frecuencia se advierte con antelación sobre los próximos cambios de las condiciones meteorológicas.

Antes del vuelo:

¿Cómo puedes protegerte de las consecuencias económicas? Existen seguros adecuados que te protegen para que no tengas que correr con los gastos en caso de cancelación de tu vuelo. Pero, ¿cuál es el seguro correcto? En general puede decirse que el seguro de cancelación de viajes solo cubre sucesos imprevistos dentro de la esfera privada del viajero, como, por ejemplo, una enfermedad repentina. Un seguro de interrupción de viajes, por el contrario, también cubre la interrupción del viaje por motivos de fuerza mayor (mal tiempo). Infórmate con tu aseguradora antes de iniciar el viaje, si los fenómenos naturales también están incluidos en la cobertura.

En el aeropuerto:

Comprueba regularmente el estado del vuelo. Siempre es bueno saber si en los vuelos anteriores se han producido retrasos o cancelaciones. La mayoría de compañías aéreas tienen sus propias aplicaciones para dispositivos móviles en el que informan de las últimas noticias. Si tu vuelo se retrasa, ponte en contacto con su aerolínea rápidamente. Si la situación no está clara, dirígete a tiempo a la puerta de embarque. En ocasiones, incluso cuando hay condiciones meteorológicas muy adversas existen breves márgenes de tiempo en los cuales es posible despegar y aterrizar.

Cuándo no tienes derecho a indemnización

  • Llegada al destino con menos de 3 horas de retraso
  • Llegaste muy tarde al mostrador de facturación
  • Han pasado más de 5 años desde tu vuelo
  • No tienes un billete válido
  • No tienes documentos de viaje
  • No se te permitió embarcar porque estabas muy ebrio, tienes una enfermedad contagiosa peligrosa o pusiste en riesgo la seguridad a bordo
COMPRUEBA EN 2 MINUTOS
Puede que tus amigos o familiares también tengan derecho a una indemnización. ¡Comparte este artículo con ellos!