Derechos en caso de cancelación o retraso de un vuelo durante el ejercicio de la OTAN "Air Defender 2023" - Flightright ES

Trustpilot 4,6/5 basado en 1.306 opiniones

Sus derechos en caso de cancelación o retraso de un vuelo durante el ejercicio de la OTAN «Air Defender 2023»

Compruebe su solicitud de indemnización en sólo 2 minutos

Air passenger rights expert

Aprobado por Oskar de Felice

Experto en derechos de los pasajeros aéreos

Tasa de éxito del 99%
10 años de experiencia
Sin riesgos

Del 12 al 23 de junio tendrá lugar en Alemania el mayor ejercicio militar aéreo en la historia de la OTAN. Durante este tiempo, cientos de aviones militares de diferentes países estarán operando sobre Alemania. Como resultado, el espacio aéreo en ciertas regiones se cerrará a las aeronaves civiles, lo que puede resultar en restricciones para los viajeros aéreos. A continuación explicamos los derechos de los viajeros aéreos afectados.

¿De qué se trata el ejercicio de la OTAN “Air Defender 2023”?

“Air Defender 23” es un ejercicio conjunto de la OTAN en el que participan pilotos y tripulaciones de 18 naciones diferentes que ascienden a más de 220 aviones y hasta 10.000 soldados. Solo EE. UU. trasladará más de 100 aviones a cuatro ubicaciones en Alemania. El principal objetivo de este ejercicio es prepararse para posibles situaciones de crisis y poder reaccionar en consecuencia. Lamentablemente, el tráfico aéreo civil se verá restringido debido a este ejercicio. Durante las actividades militares, no habrá actividades de vuelo civil en las áreas de entrenamiento aéreo norte, sur y este durante unas dos horas al día. Para garantizar la seguridad, estas áreas también estarán cerradas justo antes y después de las dos horas. Para evitar posibles restricciones, se pide a las aerolíneas civiles que vuelen a gran escala alrededor de estas áreas. Esto es para asegurar que el espacio aéreo se mantenga completamente despejado.

¿Qué derechos tienen los viajeros aéreos si sus vuelos son cancelados o pospuestos debido al ejercicio de la OTAN?

Si su vuelo se cancela debido al ejercicio de la OTAN, tendrá la opción de recibir transporte alternativo o recuperar el precio del billete. Si la aerolínea no ofrece una opción alternativa, usted podrá elegir transporte de sustitución alternativo, incluido un viaje en tren. Tras esto, se pueden reclamar los costes a la línea aérea. Si un vuelo de sustitución no está disponible hasta el día siguiente, la aerolínea deberá organizar el alojamiento en un hotel y el transporte hasta el mismo. Si su vuelo se retrasa más de dos horas, tiene derecho a comida y bebida gratis.

¿Los viajeros aéreos también tienen derecho a compensación en virtud del Reglamento Europeo de Derechos de los Pasajeros Aéreos?

En principio, según el Reglamento Europeo de Derechos de los Pasajeros Aéreos, los pasajeros también tienen derecho a una indemnización de entre 250 y 600 euros en caso de retrasos o cancelaciones de vuelos. Estas compensaciones existen cuando los pasajeros llegan a su destino con más de tres horas de retraso de lo previsto o cuando su vuelo fue cancelado con menos de 14 días antes de la salida. Sin embargo, las compañías aéreas pueden eximirse de la obligación de pago si pueden probar que la cancelación del vuelo o su llegada con tres horas o más de retraso se debe a circunstancias extraordinarias que no podrían haberse evitado, incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables. Por lo tanto, una circunstancia extraordinaria es una circunstancia que no forma parte de las actividades normales de la aerolínea y tampoco está realmente bajo su control.

El ejercicio de la OTAN “Air Defender 2023” no forma parte de las actividades normales de las aerolíneas ni es controlable y por tanto es una circunstancia extraordinaria. Sin embargo, las aerolíneas todavía tienen que demostrar que han tomado todas las medidas razonables para evitar un retraso o una cancelación debido al ejercicio de la OTAN o para mantener las consecuencias negativas lo más bajas posible. En el caso de retrasos en relación con el ejercicio de la OTAN, se puede suponer que en la mayoría de los casos las aerolíneas no tienen más remedio que seguir las instrucciones del control de tráfico aéreo y no tienen otras opciones para reducir los retrasos. Dado que el ejercicio de la OTAN «Air Defender 2023» solo bloquea el espacio aéreo en ventanas de tiempo muy breves de unas pocas horas, definitivamente debería ser posible que las aerolíneas transporten pasajeros a su destino final el mismo día.

Sin embargo, si a los pasajeros solo se les ofrecieron cambios de reserva para vuelos mucho más tarde, tal vez incluso al día siguiente, en su propia aerolínea, definitivamente existe la posibilidad de hacer valer una reclamación de compensación. Dado que las aerolíneas conocían el ejercicio de la OTAN con meses de antelación y podrían haber planificado el plan de vuelo de tal manera que hubiera poco o ningún retraso debido al ejercicio, aumentan las posibilidades de éxito de recibir la compensación. Las propias compañías aéreas tenían en sus propias manos informar a los pasajeros afectados con suficiente antelación, es decir, con más de 14 días de antelación, de la cancelación o cambio de reserva. Si la información sobre la cancelación del vuelo es con más de 14 días de antelación, la aerolínea ya no tiene que pagar compensación.

¿Cómo puede ayudar Flightright con otros problemas de vuelo?

En caso de problemas de vuelo causados por el próximo ejercicio de la OTAN, los viajeros tienen la opción de recibir transporte alternativo o un reembolso del precio del billete. Si los viajeros aéreos optan por un reembolso del billete, Flightright le ayudará a reclamárselo a la aerolínea. Si la aerolínea no ofrece una conexión alternativa, los pasajeros pueden elegir una conexión ellos mismos, incluido un viaje en tren. A continuación, se pueden reclamar los gastos derivados a la aerolínea. Flightright también ayuda en estos casos, para que los pasajeros no tengan que acarrear los costes mucho más altos de un vuelo de sustitución con poca antelación.

Los consumidores simplemente pueden ingresar el precio del billete antiguo y nuevo en flightright.es/reembolso. Flightright hace valer de manera competente y exitosa estos reclamos para los viajeros aéreos afectados por las aerolíneas. Dado que el ejercicio de la OTAN es una circunstancia excepcional, hay probabilidades de éxito de compensación de hasta 600 euros. No obstante, según la normativa comunitaria, los pasajeros tienen derecho a una indemnización de entre 250 y 600 euros por otros muchos problemas de vuelo que puedan surgir este verano, siempre que lleguen a su destino con más de tres horas de retraso o su vuelo haya sido cancelado con menos de 14 días de antelación partida. Estas reclamaciones pueden hacerse valer hasta cinco años después del incidente e independientemente del precio del billete. Esto también se aplica a los vuelos de 1 euro. Hacer valer su reclamación siempre jugará a su favor.

Scroll al inicio